Indagación de la altura y de la cima

 

La fotografía se ha acercado a la montaña como, en general, se ha acercado a todo lo que asombra: con voluntad de registro, con un anhelo más o menos consciente de trascendencia y con un más que acentuado apetito romántico. La fotografía llega a la montaña atraída por aquello que, sin solución de continuidad, abisma y encanta.

 

Es un hecho que, cuando la fotografía despertó, las montañas ya llevaban un tiempo ahí afuera, accidentando el paisaje, irrumpiendo en la lisura ideal del horizonte. Que no las miramos igual después de la astronómica multiplicación de imágenes, perspectivas y estéticas que se han generado en los últimos cien años, también es un hecho.

 

De la exploración y las descripciones periciales a la contemplación, los trabajos fotográficos no han dejado de ampliar el arco de posibilidades con que vemos, entendemos e imaginamos los montes y las colinas, las cordilleras y las sierras y, por extensión, cualquier depósito vertical de materia, rocosa o no. La fotografía ha sido una técnica auxiliar tanto de la cartografía como del éxtasis; tan válida para la descripción, la construcción de mapas cada vez más precisos y la denuncia como para la experimentación formal, la meditación, el misterio y los ensueños.

 

Las cuatro exposiciones que enarbolan esta nueva edición de Begira Photo ahondan y multiplican las posibilidades de un motivo –la montaña– que, convertido en un clásico, se muestra a todas luces inagotable.

 

Cumbres es el título de la exposición integrada por los trabajos de Martín Rueda, Alba Moreno & Eva Grau, Carla Andrade y Davide Maria Ferrari. Y Alcanzar la cima es el nombre bajo el que se ha dado cabida a un buen número de imágenes seleccionadas a partir de una convocatoria popular.

 

Se ha contado también con dos obras de excepción y de más largo recorrido: La construcción del paisaje, de Fernando Maselli, y N. Mountains, de Jon Gorospe. El trabajo de Maselli consta de diversas series en las que se abordan, entre otros aspectos, la ritualidad y la sublimidad con que el ser humano inviste, afronta y representa los espacios naturales. Con N. Mountains, Jon Gorospe se ha alzado ganador del I Premio Begira Photo de Creación Fotográfica. Su proyecto lo conforman dos grupos de imágenes que contrastan y dialogan entre sí: de un lado, los paisajes nórdicos, del otro, la luz rasante –tumbada de tan oblicua– que ilumina la Tierra por encima de los 60ºN de latitud.

 

Sirvan estas rápidas palabras a modo de invitación, las montañas y su (ir)realidad nos esperan.

 

Rubén Arias
(Moscow, ID, 2017)

N. Mountains

Jon Gorospe

Argazkigintzaren sorkuntzarako Begira Photo Saria

 

Kurutzesantu Museoa

Urriaren 26tik azaroaren 18ra

Durango (Bizkaia)

Gailurrak

Carla Andrade, Davide Maria Ferrari, Moreno & Grau y Martín Rueda

 

Zelaieta Zentroa
Urriaren 30etik azaroaren 18ra
Amorebieta-Etxano (Bizkaia)

Paisaia eraikitzea

Fernando Maselli

 

Photomuseum

Urriaren 31tik azaroaren 26ra

Zarautz (Gipuzkoa)

Tontorrera iristea

Argazki erakusketa kolektiboa

 

Askondoko karpa

Urriaren 26tik azaroaren 18ra

Iurreta (Bizkaia)